- Heinrich Himmler visita España - 19-23 octubre de 1940

Heinrich Himmler (1900-1945), SS Reichsführer (Comandante supremo de las SS entre 1936 y 1945),más tarde Ministro del Interior (1943-1945), siendo una de las personas más duras del III Reich e inspirador de la política racista y represiva del Régimen, viajó con un grupo de colaboradores a España en octubre de 1940 para reforzar la colaboración entre la Gestapo y la policía española a raiz del acuerdo bilateral suscrito en Berlín el 31 de julio de 1938. por el cual la policía alemana detendría a “los emigrados españoles adversarios a la causa nacional, repatriados después de la guerra o que se refugien en territorio alemán”.

LLegó a Irún a las 9.05 horas del sábado 19 de octubre. Lo recibieron el Director de Seguridad español, José Finat y Escrivá de Romaní,  (Conde de Mayalde) que fue quien le invitó a visitar España, con objeto de establecer lazos de colaboración con la Gestapo (el personaje situado entre ambos alemanes)impulsor de la concesión de la Gran Cruz de la Orden Imperial del Yugo y las Flechas a Himmler en 1939. El militar español que está tras Himmler es el general López-Pinto, Capitán General de la VI Región Militar.
De Irún la comitiva se dirigió a San Sebastián, donde visitaron el palacio de San Telmo y subió al monte Igueldo.

Heinrich Himmler visita España - 23/10/1940.

Heinrich Himmler, recibido en San Sebastián.


Heinrich Himmler visita España - 23/10/1940.

Bienvenida en el ayuntamiento de San Sebastían.
 

El trayecto continuó hasta Burgos, donde Himmler visitó la catedral y la Cartuja y cenó en el palacio de la Isla, residencia privada de Franco durante la Guerra Civil.

A las 23 h, la expedición tomó un tren hacia Madrid, con una parada a las dos de la madrugada en Valladolid, donde el gobernador civil se quedó con las ganas de saludar al Reichsführer pues nadie se atrevió a interrumpirle el sueño.


Heinrich Himmler visita España - 23/10/1940.

Himmler en la Estación del Norte de Madrid, donde pasa revista a una guardia de honor del Ejército español.


A las 9 h del domingo 20 de octubre, Himmler llegó a un Madrid frío y nublado. En la estación del Norte le esperaba Ramón Serrano Suñer, cuñado de Franco y, a la sazón, ministro de Asuntos Extranjeros, que actuó de cicerone del Reichsführer en la capital de España, devolviéndole así las atenciones con que Himmler le había dispensado durante su visita a Berlín el pasado septiembre. Serrano Súñer no reparó en gastos para adornar las calles de Madrid con centenares de banderas con la cruz gamada. Himmler, en un Mercedes negro, recorrió la plaza de España, la Gran Vía, entonces llamada Avenida de José Antonio, escoltada por la Guardia Mora de Franco hasta el hotel Ritz donde se encontró con Franco.

El jinete escolta a al izquierda era el entonces capitán de caballería de la Guardia Mora de Franco, Fernando de Uriarte y Galailena, el "moro rubio", que en la primera leva se alistó voluntario a la División Azul con grado de capitán en 1941. Fue herido en Rusia y condecorado con la cruz de hierro de segunda clase. Se jubiló con el grado de general de brigada en el ejército Español.

-Dos instantáneas de Himmler con la dama de ELCHE, recién llegada a España de Francia. 

 

Esa misma mañana del 20 de octubre, Himmler se entrevistó con el Generalísimo Franco en el Palacio de El Pardo.

Heinrich Himmler visita España - 23/10/1940.

Reichsführer y Caudillo se saludan.
Heinrich Himmler visita España - 23/10/1940.

El Generalísimo Franco y el SS Reichsführer Himmler posan ante la cámara. Serrano Súñer, junto a Franco.
 

Por la tarde, la comitiva acudió a presenciar una corrida de toros en la madrileña Plaza de las Ventas. El cartel lo componían Marcial Lalanda, Rafael Ortega "Gallito"y Pepe Luis Vázquez, que confirmaba la alternativa. Al  comienzo de la corrida intervino una banda de música del Ejército Alemán.


Heinrich Himmler visita España - 23/10/1940.

Himmler en Las Ventas.

El día estuvo nublado; los diestros, bien; los picadores, regular y las reses, de la ganadería de Escudero, pasables. Al término de la corrida, los diestros cumplimentan al Reichsführer en el palco presidencial. Himmler, complacido, los condecora con sendas medallas alemanas.

–¿Qué le parece la medalla, maestro? –pregunta un subalterno a Marcial Lalanda.

–Está bien, pero donde se pongan dos orejas, un rabo y salir a hombros por la puerta grande... ¡las medallas pa la Virgen!


Heinrich Himmler visita España - 23/10/1940.

Con el torero Marcial Lalanda, tras la corrida.


Al día siguiente, 21 de octubre, Himmler se desplazó hasta El Escorial y Toledo, donde el General Moscardó le explicó los pormenores de la batalla que se libró durante el primer verano de la Guerra Civil.

Mientras el 23-10-1940 Franco se cita con Hitler en Hendaya, Himmler vuela a Barcelona. El Prat y la ciudad están engalanadas efusivamente para el acontecimiento y cientos de personas aclamaron a Himmler en la Plaza de San Jaime.

En Montjuich un gran número de jóvenes actúan en honor del alemán. Después de comer en el hotel Ritz, la comitiva se dirige hacia Montserrat. Le acompaña en todo momento el general Luis Orgaz, Capitán General de Cataluña. Se hospedó en el hotel Ritz, donde le robaron la cartera con papeles.


Heinrich Himmler visita España - 23/10/1940.

Recepción en el aeropuerto de Barcelona.


Heinrich Himmler visita España - 23/10/1940.

Visita a una "checa" barcelonesa de la Guerra Civil, donde el Frente Popular encerró y ajustició sumariamente a sus opositores.


En Barcelona tenía la ambición Himmler de hallar el Santo Grial escondido en la montaña de Montserrat. El robo de la cartera, que no se pudo recuperar, es fruto de especulación, culpándose en su momento a una operación del MI5 o a un complot anarquista.


Heinrich Himmler visita España - 23/10/1940.

Himmler saluda a los monjes de Montserrat.

Finalmente, el 23 de octubre, el Reichsführer ha llevado a cabo su esperada excursión a Montserrat, la montaña que inspiró a Wagner su obra Parsifal. Himmler ha subido a la montaña con su impresionante séquito y visitado el monasterio, donde le ha recibido el monje políglota Ripol Noble.

Ese mismo día partieron para Alemania. 

 

He aquí uno de los comentarios que ha dejado tras su visita:" Los españoles son gente ruidosa y entusiasta Son muy aficionados a los desfiles, a los discursos, al vino y a las mujeres. Incondicionales de Alemania, eso sí. No me explico cómo tienen una agricultura tan atrasada con lo que llueve. Yo llevaba las escopetas en el equipaje, por si podía irme un día de montería, a cazar antílopes, pero ha sido imposible. ¡Todo el día diluviando! Sólo he visto iglesias, monasterios y curas. "