SERVICIOS MARÍTIMOS Y SUBMARINOS.

ABASTECIMIENTO EN ALTA MAR.

Según la información de marineros enrolados en navíos mercantes españoles transformados en rumores "por todos sabidos", afirmaron haber participardo en el abastecimientos a submarinos alemanes, denominados U-Boot, en el Atlántico Norte y Sur. Estos abastecimientos consistían en aceite y combustible mediante bidones que, recogidos en una red, se largaban en posiciones preestablecidas y de acuerdo con las instrucciones que en España recibían los capitanes españoles antes de partir hacia los puertos del otro lado del Atlántico.

Los suministros en alta mar se efectuaban, tanto avistando el submarino como sin que éste emergiera, dejando en este caso el conjunto de bidones a la deriva.

 

A continuación una relación de actividades registardas de submarinos alemanes en las costas españolas durante la contienda. 

 

Información extraida de la web http://dubm.de/en/u-boats-in-spain/

 

ESPIONAJE

Por otro lado, el servicio de espionaje para la Kriegsmarine no se circunscribía a aguas de la península. Las navieras españolas más importantes tenían matrícula de Bilbao: la Compañía Marítima del Nervión, la Ibarra, la Trasatlántica y la Aznar. Sus buques se encargaban de las principales líneas: la Barcelona-Buenos Aires mediante los Cabo de Hornos, Cabo de Buena Esperanza, Cabo San Agustín y algunos Mendis y la del Caribe-Estados Unidos con el Marqués de Comillas y el Magallanes. Entre la tripulación de todos estos mercantes había informadores de los alemanes. En gran parte se trataba de marinos represaliados, a los que los nazis ofrecieron la rehabilitación a cambio de que trabajasen para ellos. Los agentes recibían 300 pesetas mensuales -un pequeño sueldo- por espiar y 7.000 cuando introducían clandestinamente un espía en América. Carlos Imaz, un rentista que administraba el Casino de Algorta, de la Abwehr, era el principal enlace.

En el Mar Negro tambien hubo barcos mercantes españoles que desarrollaron actividades de informacion elaborando un fichero donde se detallaba la hora, fecha y lugar del avistamiento de barcos y aviones, señalando su tipo, nacionalidad, posible misión y procedencia. Datos absolutamente inútiles para España, no así para los U-Boot.

AUXILIO A EMBARCACIONES MILITARES

La ría de Vigo se convirtió en escenario de repostajes clandestinos de submarinos alemanes que operaban por la zona desde barcos nodrizas alemanes camuflados. El 18 de junio de 1940 el U-43 y el 19 de junio del mismo año el U-47 -El U-Boot 47  destinado en la 7ª Flotilla de Combate realizó durante la Segunda Guerra Mundial doce patrullas en las que hundió un total de 30 buques que totalizaron 162 769 toneladas de arqueo. Su gesta más importante fue el hundimiento del acorazado británico HMS Royal Oak dentro de la base naval de Scapa Flow en la madrugada del 14 de octubre de 1939. Años después se inmortalizó su gesta bélica en una película para lo cual se utilizó precisamente el submarino español G-7, de origen alemán- y ese mismo dia tambien repostaba el U-52.

Al menos 8 U-boot fueron aprovisionados en Vigo (U-29, U-43, U-52, U-77, U-96, U-434, U-574 y U-575), aunque se especula que pudo ser alguno más.

En plena noche accedían a la ría y recibían de los mercantes Nord Atlantic y Bessel combustible, aceite, víveres y agua.
La idea de hacerlo aprovechando la noche, y sin informar a las Autoridades, era evitar poner en un compromiso a España de quebrantar la Convención de La Haya de 1907.

Y tampoco se fiaban de Franco.También se pretendía evitar el espionaje, ya que en el puerto había buques ingleses, que informarían inmediatamente de la presencia de un U-boot, el cual podría ser cazado al abandonar la costa.

En esta URL se trata en detalle la presncia de los submarinos alemanes en Galicia.

http://www.u-historia.com/uhistoria/historia/articulos/galicia/galicia.htm

Mercante "Bessel"

El mercante "Bessel" al mando del capitán Adam Kwuka, entró en Vigo a mediados de 1939 comienzo de la guerra y allí permanecería hasta su finalización. Era un buque de la marina mercante movilizado para el apoyo de la Kriegsmarine y reabastecería a los U-Boote en ocho ocasiones.

Había sido botado en 1925 con el nombre original de "Sorrento" y pertenecía a la naviera Sloman. Un año más tarde recibió el nombre que le daría fama. Su nombre en clave era Bernardo. Mientras tanto había cambiado de manos y pertenecía a la DSG “Neptun”. Los petroleros fondeados en la ría eran sus comparsas, meros depósitos flotantes que debían lastrar sus tanques a medida que el gasóleo para los sumergibles era transbordado al mercante, para que la variación de la línea de flotación no atrajese las ansiosas miradas de los informadores al servicio de los aliados.

 

Petrolero "Max Albrecht"

El petrolero "Max Albrecht" entró con carga en Ferrol el 30 de agosto de 1939, donde permanecería hasta el final de la guerra, repostando sumergibles alemanes al menos, en tres ocasiones.

Ambos buques serían entregados a la Comisión Aliada de Control el 22 de julio de 1945.

 

Vapor "Corrientes"

Desde agosto de 1939 el vapor alemán “Corrientes” estaba atracado en el puerto de la Luz, en Las Palmas de Gran Canarias. El buque permaneció en su refugio portuario hasta que la armada alemana decidió, en noviembre de 1939, transformarlo en un buque de abastecimiento y preparado para atender a submarinos alemanes, aunque no hizo ninguna de estas operaciones hasta marzo de 1941.

El 9 de mayo de 1940 fue objeto de un ataque de sabotaje por parte de la inteligencia francesa y británica ante las sospechas de sus actividades de abastecimiento a los submarinos alemanes. A pesar de la explosión de las dos cargas adosadas a su casco que dejó sendos orificios a 30 y 70 centímetros próximo a la línea de flotación, no lograron hundir la nave.

Desarrolló actividades de abastecimiento y apoyo a los submarinos alemanes hasta el final de la guerra.

 

 

SUBMARINOS ALEMANES

Treinta y nueve sumergibles alemanes se perdieron a consecuencia de su total hundimiento, graves averías o internamiento en aguas más o menos cercanas a las costas de la Península Ibérica, de las Islas Baleares,  de las Islas Canarias y del antiguo Protectora­do de España en Marruecos duran­te la Segunda Guerra Mundial.

A continuación, la historia de alguno de ellos.

U-77

El submarino alemán U-77 era del tipo VII-C, construido por la armadora Bremer Vulkan-Vegesacker Werft. Botado el 23 de noviembre 1940 salió a la mar el 18 de enero de 1941. EN septiembre de 1942 tomó el mando el Obersleutnanat Otto Hartmann, que fue su comandante hasta que fue hundido por los aliados durante su 11º patrulla, el 29 de marzo 1943 próximo a la ciudad de Calpe (Alicante), después de recibir fuertes daños por dos aviones británicos.

El barco había partido de La Spezia (Italia) por última vez el 3 de marzo de 1943. El 28 de marzo, U-77 fue atacado dos británicos Lockheed Hudson, V de la N ° 48 y N ° 233 L del Escuadrón de la RAF, con base en Gibraltar, y lo dañaron con cargas de profundidad.  A la 01:15 del día siguiente, 29 de marzo, Hartmann ordenó a la tripulación abandonar la nave, que fue hundido en la posición 37 ° 42'N 00 ° 10'E este de Cartagena / Cabo de Palos.

De los 47 miembros de la tripulación, nueve sobrevivieron a la noche y fueron recogidos por barcos pesqueros españoles. Los cadáveres recuperados de la tripulación del submarino fueron enterrados en su día en el cementerio de Alicante. En 1983 trasladaron sus restos a Cuacos de Yuste (Cáceres) cerca del monasterio de Yuste.   

Hasta aquel momento había registrado 14 barcos hundidos comerciales (31.186 TRB), 2 naves dañadas - 5.384 TRB, 1 buque de guerra hundido - 1.050 toneladas, 2 buques de guerra dañados - 2.880 toneladas.

En 2013 la Fundación Greenwich realizó un documental sobre el hundimiento del U-77.Consiguieron encontrar uno de los miembros de la tripulación del submarino que sobrevivio al hundimiento y les informó detalles sobre aquel episodio cono por ejemplo que el U-77 había partido de su base naval en La Spezia (Italia) para desarrollar sus actividades militares por el mediterráneo occidental o que hundieron varios barcos en aquel ltimo raid.

El pecio yace a 85mts en un fondo frío con muy poca visibilidad, y casi cubierto de redes de pesca. 

https://www.youtube.com/watch?v=xExzWl0PDsk

 

U-167

- El U167, era un sumergible alemán oceánico del Tipo IXC/40, de gran radio de acción, construido en los astilleros de Seebeck, de Wesermünde el 5 de Marzo de 1942 y entregado a la Kriegsmarine el 4 de julio del mismo año.

La mañana del 5 de abril de 1943, el U167 fue avistado por un avión antisumergible inglés, navegando en superficie en la posición 27º7'N/15º00'W con rumbo 220 a una velocidad de unos 6 nudos, cuando recargaba las baterías. El avión era un Lockheed Hudson Mk.III (numeral AM931 y código ZSW) perteneciente a un destacamento del 233 Squadron de la R.A.F. con base en Agadir (Marruecos Francés).

Descendió desde las nubes con el sol a la espalda, siendo blanco de la artillería antiaérea del U.Boot. Para salir del campo de tiro de la AAA, el avión voló sobre el rumbo del U167 por su proa, realizando un círculo y atacando por babor desde menos altura.

El U167 aumentó la velocidad y cambió de rumbo bruscamente para sumergirse lo más rápidamente posible, pero el avión le alcanzó en plena inmersión cuando la proa del sumergible estaba aún sobre la superficie. De las cuatro cargas de profundidad lanzadas por el avión desde una altura de 50 pies (15,24 metros), la primera dañó la popa del UBoot, la segunda cayó por una banda hacia la zona de proa, mientras que la tercera y la cuarta cayeron más lejos.

Desde el avión se observaron columnas de agua a unos 20 metros de la popa del sumergible aún a la vista. El U167, descendió a mayor profundidad, perdiendo aceite, observándose desde el Hudson grandes manchas de aceite burbujeante durante dos o tres minutos. El avión permaneció unos 35 minutos sobre el punto de inmersión hasta asegurarse de que no había indicios evidentes de hundimiento. A las 10,00 horas de la mañana, el F/Sgt. Dalton se retiró y regresó a su base.

El Korvetten Kapitán Sturn examinó el U.Boot personalmente para hacerse una idea clara de! estado de la nave. El informe indicó graves daños. Uno de los ejes estaba desviado y se había quemado el motor eléctrico correspondiente. La vía de agua era pequeña y pudo ser controlada mediante la colocación de un pallete de colisión (tela impregnada de brea).

El comandante Sturm, una vez examinada a fondo la situación, llegó a la conclusión de que el sumergible no estaba en condiciones de combatir, por lo que decidió dirigirse en la medida de lo posible a cota periscópica, al extremo sur de la isla de Gran Canaria y luego echar a pique el UBoot tras desembarcar a la tripulación.

Hacia el atardecer, el U167 emergió a la vista de la costa para buscar un lugar adecuado para desembarcar a la tripulación, cuando fue avistado por un segundo avión antisumergible del mismo escuadrón que el de la mañana. Se trataba de otro Lockheed Hudson MK.lll (numeral V9169 y código ZSL) que con el anterior formaba un destacamento del 233 Squadron en Agadir.
Estaba tripulado por el F/L W.W. Willets, el Sgt. W. Thomas, el F/O D.D. Lipman y el Sgt. F. Poole descubriendo al U.Boot a una distancia de 6 millas náuticas (11,12 kms.) de la costa, en la posición 27º40'N/15º20'W.

El primero en avistar al sumergible, fue un oficial de enlace francés que iba a bordo del Hudson. El U167 viró a babor, pero no hizo ningún intento por sumergirse rápidamente, obviamente como consecuencia de los daños recibidos por ia mañana. El F/L Willets efectuó una pasada de popa a proa, lanzándole cuatro cargas de profundidad desde una altura de 50 pies (15,24 m.) que cayeron sobre el UBoot, sumergiéndose este lentamen­te. Cuando el sumergible aun era visible, el avión realizó otra pasada y lo atacó con otra carga de profundidad de 100 libras (45 Kgs.) que explotó a estribor. El F/L Willets continuó en las proximidades volando en círculo sobre la zona de inmersión y pudo observar una gran mancha de aceite de unas 440 yardas (402,34 m.) de largo por 50 yardas (45,72 m.) de ancho y muchas burbujas. A las 17.12 horas el Hudson cesó de volar en círculo y puso rumbo a la base.

El Coastal Command de la R.A.F. adjudicó oficialmente el hundimiento o pérdida del U167 a la tripulación de este Hudson, al concederse en 1944 la preciada Distinguished Flying Cross (DFC) al F/L William Edward Willets y al F/0 Donald Drummond Lipman.

Plano explicativo de los dos ataques que sufrió el U167.

Con la llegada de la oscuridad, el U167 emergió de nuevo hacia las 20.00 horas y navegó lentamente a lo largo de la costa de Punta Maspalomas hacia el nordeste, en dirección al faro del morro de Colchas, probablemente hacia Arinaga.

Según el informe del comandante Sturm, el Obermaschinist Hans Dodel y el Dieselobermaat Hans Fuchs, la mayor parte de la tripulación desembarcó por la noche y fue rescatada por pescadores canarios, que habían observado la maniobra del sumergible y se habían aproximado a este. El I.W.O. (I. Wachoffizier) Günter Zahnow, que estaba herido, también fue recogido. Con los cinco hombres restantes de la tripulación, el comandante quiso dirigir el UBoot a mayor profundidad y a ser posible hundirlo a 100-200 metros. Al no poder virar a causa de la proximidad de la costa, el Korvetten Kapitán Sturm quiso llevar al buque al punto de hundimiento ciando (yendo marcha atrás) cuando ya había amanecido, pero el UBoot se hundió repentinamente antes de haber podido alcanzar la posición deseada.

El L.l. (Leitender Ingenieur) y el ZMt (Zentralemaat) pudieron abandonar el sumergible en el último minuto, con ayuda de los compañeros que se encontraban en la vela (puente), entre ellos el Ob. Mt. Hans Fuchs, alejándose a nado todos los hombres que estaban en el puente. Gracias a los chalecos salvavidas y el equipo de inmersión del personal de máquinas salió todo bien, y pescadores canarios se acercaron con sus botes y recogieron a los hombres. El lugar del hundimiento se encontraba a unas 3 millas náuticas al nordeste de Punta Maspalomas.

Ya en tierra, la tripulación fue recogida y reanimada por una unidad de infantería del Ejército de Tierra español, que estaba acantonada en la bahía de San Agustín. Se trataba del 2º Batallón del Regimiento de Infantería nº-139.

La tarde del 6 de abril de 1943, día del hundimiento, el cónsul alemán se acercó desde Las Palmas y por la noche la tripulación del U.Boot sería trasladada por el guardacostas «Xauen» desde San Agustín hasta Las Palma

 

La tripulación del U167 estuvo bien acomodada en ei Corrientes, recibiendo al cabo de unos días vestimenta y documentación civil para desembarcar, naturalmente, escoltados.

En el Colegio alemán de la capital grancanaria, la tripulación recibió clases de español y la colonia alemana ofreció una velada artística y atendió lo mejor que pudo a sus compatriotas.

A raíz del comunicado del Agregado Naval alemán en Madrid, Kapitán zur See Kurt MeyerDohner, de fecha 8 de abril de 1943 sobre la suerte del U167 y el rescate de su tripulación, el U159 (KKWitte) que no estaba en buenas condiciones operativas a causa de los daños sufridos y el U455 (KL Scheibe) fueron puestos sobre aviso para intentar recoger a la tripulación del U167. Para ello, el U455 tuvo que transbordar la mitad de su tripulación al U159.

Bajo el nombre clave de operación Vogel (pájaro), con mar agitada, la noche del 12 al 13 de abril de 1943, la dotación del U167 fue transportada por un remolcador de la Woermann-Linie desde el vapor «Corrientes» al U455, que estaba esperando frente al puerto de Las Palmas a unas 3 millas, fuera de aguas jurisdiccionales españolas. La operación fue muy dificultosa debido al estado de la mar y supuso un indeseado baño frío para alguno de los submarinistas y sus equipajes. Hasta el día 16 de abril, el U455 siguió navegando con tan valiosa carga, que luego repartió entre el U154 (OzS Kusch), U159 (KK Witte) y el U518 (KL Wissmann), que llegaron a territorio alemán sin novedad.

REFLOTAMIENTO

La Compañía de Recuperaciones Marítimas, S.A., fue la que realizó el reflotamiento del U167 y su posterior traslado al puerto de Las Palmas de Gran Canaria. El sumergible estaba hundido a unas 3 millas de la costa, al nordeste de la Punta de Maspalomas, a 23 metros de profundidad.

El primer intento tuvo lugar a finales del mes de diciembre del año 1951.

El día 23 de diciembre se llevó a cabo el reflotamiento en la pleamar. El U167 subió a la superficie, pero la bomba de achique no era suficiente para intentar la operación de remolque hasta el puerto de Las Palmas. Por ello, se decidió que el remolcador «Fortúnate» lo llevara hasta Morro Besudo, donde continuaron los trabajos de taponamiento con una mezcla de cemento hidráulico para que fraguara rápidamente.

El 27 de diciembre de 1951, se logró que el U167 quedara totalmente reflotado y en los últimos días de enero de 1952, el remolcador «Fortúnate» de! que era arrendataria la entidad Cory Hermanos, S.A., lo remolcó sin novedad hasta el puerto de Las Palmas donde quedó atracado en el muelle de la Base Naval. Allí permaneció hasta finales del año 1952, en que, por orden el Ministro de Marina, almirante Salvador Moreno Fernández, tuvo que ser sacado de dicho muelle.

El U167 fue llevado entonces al interior de la bahía del Refugio, quedando fondeado frente al castillo de La Luz durante unos meses. Por aquellos días se rumoreó que el U167 iba a ser ofrecido a la Marina de Guerra española para su compra. Incluso se habló de que Ingenieros navales lo habían examinado, desechándolo totalmente. También se llevaron a cabo algunos contactos para venderlo al recién creado Estado de Israel y a la República Argentina, país al que habían llegado dos U.Boote (el U530 y el U977) al final de la guerra. Pero al no confirmarse las mismas, se procedió a la venta de sus motores, que fueron adquiridos por la Naviera Compostelana para sus barcos fruteros «Astene Primero» y «Astene Segundo".

En los últimos días de enero de 1952, el U167 quedó fondeado frente al muelle de la Base Naval de Las Palmas de Gran Canaria.

Finalmente en el año 1959, el U167 fue completamente desguazado en la bahía de Refugio.

El día 6 de abril de 1993, se conmemoró el 50a Aniversario del hundimiento del U167. El diario local CANARIAS 7 publicó un artículo firmado por Gabriel Suárez, en el que se intentaban desvelar las claves de su hundimiento. Según dicho periódico, en el año 1993 todavía vivían 15 de los 53 tripulantes del U167, quienes todos los años por ésa fecha (6 de abril) se reúnen para recordar aquellos momentos difíciles que tuvieron que superar en el sur de la Isla de Gran Canaria, ayudados por pescadores de la playa de Las Burras.

  • Extraido de http://www.u-historia.com/uhistoria/historia/articulos/u167/u167.htm
  • Informacion del reflotamiento por el NODO: https://www.youtube.com/watch?v=JkgHvPGLSkk

U-193

En su segunda patrulla a finales de febrero de 1944, después de cinco meses de servicio en el mar, el U-193 fue descubierto frente a las costas españolas en el mar cantábrico y atacado por aviones aliados y barcos escoltas de un convoy aliado.

En sus intentos desesperados por escapar, se sumergió directamente en el fondo del mar, causando graves daños a la embarcación. Su capitán, Hans Pauckstadt, decidió internar su barco en el puerto de El Ferrol. Según el derecho internacional, si permanecía en el puerto neutral durante más de 24 horas,  las autoridades españolas se verían obligados a retener el submarino hasta el fin de la guerra para el resto de las hostilidades, no obstante esto no ocurrió. Tras 10 días de reparaciones superficiales en el submarino en las que participaron españoles partió a pesar de protestas de los aliados y regresó a La Pallice en Francia, donde se terminaron las reparaciones más extensas.

En su cuarta patrulla, el 28 de abril de 1944, al oeste de Nantes, Francia en la posición 45.38N, 09.43W, fue hundido con cargas de profundidad por un avión británico Wellington del Sqdn. 612/W.

 

U-573

En septiembre de 1941, la Marina española comenzó la construcción en los astilleros de Bazán, Cartagena, de 6 submarinos del Tipo VIIC alemán cuyo proyecto tenÍan la denominación entre G-1 a G-6, con la intención de construir otros 4 más en una fase posterior.

El 1 de mayo de 1942 el submarino alemán U-573, se encontraba a unas 50 millas al Sur Este de cabo Palos y fue atacado por dos patrulleras inglesas realizando una manibra de evasión de éxito. Sin embargo, las patrulleras avisaron al 233 Escuadrón de la Royal Air Force británica que tenia base en Gibraltar, envió un "Locked Hudson" a la zona de su avistamiento.

Tras localizar el submarino lanzó dos cargas de profundidad provocando diversas averías, por lo que el submarino tuvo que buscar refugió el dÍa 2 de mayo en el puerto de Cartagena para su reparación.

La dotación compuesta por un Comandante, un Comandante adjunto, un Jefe de Máquinas, Segundo Comandante, un oficial, tres Suboficiales de Cargo, trece Cabos y 24 Marineros, retornaron a Alemania dado que la reparación requeria de algún tiempo y superaba la convención internacional en estos casos de tres días máximo.

El comandante del U-573, Korvettenkapitän Heinrich Heinsohn se le asignó el U-438 y murió a los pocos meses en una misión en el Atlántico Norte.

La Marina española negoció su adquisición para adelantar la fase de formación de las tripulaciones de las futuros submarinos españoles que estaban en fase de construcción con la Kriegsmarine, adquiriéndolo en julio de ese año denominándose G-7.

Aunque el G-7 estaba en condiciones de navegar adolecia de algunos problemas como un tubo lanzatorpedos dañado, por lo que en 1943 entró en dique hasta el 5 de noviembre de 1947. Tras su puesta a punto, fue un buque seguro y fiable que se convirtió durante 12 años en el principal activo del arma submarina española, hasta la llegada en 1959 del "Almirante García de los Reyes", el S-31.

El 15 de junio de 1961 el "G-7" fue rebautizado como "S-01".

 

Fué dado de baja por Orden Ministerial nº 246 de fecha 2 de mayo de 1970. Fue el último submarino del Tipo VIIC en ser retirado de servicio en el mundo y lamentablemente fue desguazado y vendido como chatarra. Sólo se conserva el cañón Rheinmetall Borsig de 88 mm/45 que está expuesto en el Museo Naval de Cartagena.

 

- Nota curiosa. En 1958 rodó una serie de escenas de la película "U-47 Kapitanleutnant PRIEN", rodadas en aguas españolas.

Para conocer mas detalles:

http://perso.wanadoo.es/pfcurto/index.html

http://www.foro.pieldetoro.net/foros/showthread.php?t=58271

http://www.mundohistoria.org/blog/articulos_web/historia-del-submarino-u-573


- La produccion española de submarinos de patente alemana del Tipo VIIC tras la derrota alemana se vio seriamente afectada al no disponer la la industria naval española recursos suficientes para continuar con el proyecto, por lo que en 1949 se decidió cancelar las unidades G-5 y G-6 y en 1961 se abortaron las obras de los cuatro submarinos en construcción.

 

U-760

- El 8 de septiembre 1943, otro submarino alemán de esa clase, el U-760, entraba en el puerto de Vigo remolcado por dos pesqueros españoles, tras ser atacado por los aliados. Seriamente dañado y considerado irrecuperable, estuvo atracado en el puerto de Vigo hasta que en 1945, fue entregado a los aliados en 1945.

 

 

U-966

-El 9 de noviembre de 1944, cuando submarino alemán U-966 navegaba muy próximo a la costa norte gallega, fue detectado por el radar de un avión Wellington del 612º escuadrón de la RAF, en patrulla rutinaria antisubmarina, pero consiguió evadirse. El avión al tener que volver a la base avisó a las bases aereas aliadas para su caza. personándose varios aviones Consolidated Liberator norteamericanos que lo dañaron, hasta el punto que una vez terminado el hostigamiento el comandante decidió destruirlo.

Todos, excepto tres, que perecieron en el interior se subieron a los botes salvavidas pero cinco morirían en el mar instantes después. En la villa de O Barqueiro, el Brigada de la Guardia Civil, D. Ángel Castro, organizó un grupo de rescate con varios patrones y marineros.

El 22 de diciembre de 1943, tras una breve estancia en Ferrol junto a las tripulaciones del “Max Albrecht” y del “Nord Atlantic”, los marinos del U-966 fueron trasladados a la base naval de A Grana, donde se reunieron con sus compañeros del U-760 hasta el final de la Guerra.

 

 

 

Artificieros de la Armada Española explosionan una carga de profundidad antisubmarinos de la 2GM hallada en la costa de Alicante, 16/VII/2017.

El de 16 de julio de 2017, los artificieros de la Armada explosionan una carga de profundidad del ejercito americano de la 2º Guerra Mundial -mark 9-, que tenía 121 kilos de dinamita, a tres millas del Cabo de Santa Pola (Alicante) tras reflotarlo a 15 metros de la superficie y alejarlo de la reserva marina.

Fue hallada por don Hector Boix, gerente de la empresa de submarinismo SCUBA ELX, con base en Santa Pola cuando realizaban una inmersión recreativa a principos de julio. Lo puso en conocimiento de la Guardia Civil y los buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas inspeccionaron la zona, comprobando que era un artefacto explosivo.

Tomaron imágenes y las enviaron al Grupo Especial de Desactivación de Explosivos de la Guardia Civil, que tras analizarlas, llegó a la conclusión de que era una bomba de la II Guerra Mundial. La Benemérita lo comunicó a la Armada, competente en la desactivación de explosivos en el lecho marino. Los artificieros de la Armada explosionaron 16/VII/2017, este artefacto que ha permanecido más de 70 años en el lecho marino, compuesta por 91 kilos de material explosivo, unos 121 de dinamita, modelo Mark 9, utilizada por el Ejército norteamericano para atacar a submarinos alemanes desde buques y aviones, según los cálculos de un portavoz de las fuerzas navales.

Los artificieros llegaron al puerto de Santa Pola a bordo del buque Río Guadiaro, que tiene su sede en Cartagena. Antes de partir rumbo al lugar donde se halló la bomba, balizada con una boya amarilla desde su hallazgo y controlada por cámaras de larga distancia del Servicio de Vigilancia Exterior, pasaron varias horas preparando los materiales necesarios. La Guardia Civil escoltó con su patrullera las lanchas con los buzos de la Armada, y controló que no hubiera embarcaciones de pesca y recreo a menos de 700 metros del punto fijado para la detonación controlada, ni buceadores a menos de 1,4 kilómetros. También iba una embarcación con informadores, que tuvo que quedarse a 1.000 metros de la bomba por seguridad.

La desactivación tuvo lugar pasadas las 17 horas a unas tres millas náuticas del Cabo de Santa Pola, en una zona arenosa, hasta donde los artificieros trasladaron la carga de profundidad, Previamente, ocho buzos de la Unidad Especializada de Desactivación de Explosivos de la Armada realizaron diversas inmersiones hasta donde se encontraba la bomba, a 29 metros de profundidad, para colocarla en un globo que permitiera reflotarla y detonarla a distancia. Después fue arrastrada con una cuerda sujeta a una embarcación hasta la zona de seguridad elegida para la detonación, a la que se procedió tras colocarle una carga de cebo. La deflagración se realizó a 15 metros de la superficie para no dañar los fondos marinos.

http://www.diarioinformacion.com/alicante/2017/07/15/armada-desactiva-bomba-hallada-tabarca/1917260.html

https://aquellasarmasdeguerra.wordpress.com/2015/11/24/guerra-antisubmarina-utilizacion-de-cargas-de-profundidad/

http://www.scubaelx.com