- Medalla Militar Individual.

La Medalla Militar tiene su origen en la Ley de Bases de 1918, que se estableció para sustituir a las desaparecidas Cruces de San Fernando de 1ª y 3ª clases.

El primer diseño apareció por Real Orden de 7 de diciembre de 1920 y puede ser concedida a todos los integrantes del Ejército, desde el rango de soldado hasta el de capitán general.

Es concedida como recompensa ejemplar e inmediata de los hechos y servicios muy notorios y distinguidos, realizados frente al enemigo.

La División Azul obtuvo un total de 55 Medallas Militares, siendo repartidas así:

- 53 Individuales
- 2 Colectivas
x
Estos fueron sus receptores con la fecha de concesión entre paréntesis y el grado que ostentaban en el momento de los hechos:

Medalla Militar Individual


- Soldado Gerardo Díaz Campos (26/3/1945)
- Soldado Jaime Farre Albiñana (23/2/1948)
- Soldado Gerardo García Carpintero (26/3/1945)
- Soldado Andrés Martinez López (23/2/1948)
- Soldado Tomás Monzón Albert (23/2/1948)
- Soldado Ricardo Pardo González (23/2/1948)
- Soldado Santiago Retuerta Martínez (23/2/1948)
- Soldado Victoriano Rodríguez Rodríguez (18/4/1968)
- Soldado Enrique Sotomayor Cipini (23/2/1948)
- Cabo Jose Iglesias Torrome (26/3/1945)
- Cabo Ricardo Oliva Segovia (23/2/1948)
- Cabo Gumersindo Pestaña Fernández (18/4/1968)
- Cabo Aquilino Veiga Arias (23/2/1948)
- Sargento Francisco Alvarez Gómez (23/2/1948)
- Sargento Antonio Cavero Villanua (22/3/1969)
- Sargento Orlando Ces Casado (23/2/1948)
- Sargento Cristóbal Delgado González (26/3/1945)
- Sargento Antonio Moreno Serrano (31/10/1968)
- Sargento Angel Salamanca Salamanca (22/3/1969)
- Sargento Juan Sancho Galmes (23/2/1948)
- Alférez Vicente Aldecoa Lecanda (28/2/1944)
- Alférez Jose del Castillo Montoto (31/10/1968)
- Alférez Jose Escobedo Ruiz (19/12/1942)
- Alférez Antonio Navarro Pérez (1/5/1943)
- Teniente Miguel Altura Martínez (31/10/1968)
- Teniente Dámaso Arango López (28/2/1944)
- Teniente Jose Baigorri Juarrero (23/2/1948)
- Teniente Jose Cabanilles Vereterra (28/2/1944)
- Teniente Jose Andrés de Lacourt Maciá (16/7/1942)
- Teniente Recaredo Garay Garay (23/2/1948)
- Teniente Juan Manuel Martín Castro (23/2/1948)
- Teniente Antonio Molero Ruíz de Almodóvar (26/7/1969)
- Teniente Andrés Eloy Muro Valencia (23/2/1948)
- Teniente Jose Otero de Arce (23/2/1948)
- Teniente Enrique Pareja Núñez (28/2/1944)
- Teniente Francisco Rosaleny Jiménez (31/10/1968)
- Teniente Fernando Sánchez-Arjona Curtoy (28/2/1944)
- Teniente Francisco Valiente Zarraga (28/2/1945)
- Capitán Francisco Garzón Sánchez (26/3/1945)
- Capitán Antonio Noriega Labat (1/5/1943)
- Capitán Jose Ordás Rodríguez (19/12/1942)
- Capitán Gerardo Oroquieta Albiol (22/3/1969)
- Capitán Manuel Patiño Montes (23/2/1948)
- Capitán Juan Jose Portoles Dihinx (19/12/1942)
- Capitán Guillermo Quintana Lacaci (23/2/1948)
- Capitán Manuel Sánchez-Tabernero de Prada (23/2/1948)
- Capitán Enrique Vera Fernández (23/2/1948)
- Comandante Mariano Cuadra Medina (5/8/1943)
- Comandante Tomás García Rebull (21/3/1945)
- Comandante Guillermo Reinlein Calzada (17/11/1944)
- Comandante Miguel Román Garrido (19/12/1942)
- Comandante Ricardo Suarez Roselló (23/2/1948)
- General Emilio Esteban Infantes (21/12/1943)

Medalla Militar Colectiva
- Compañía de Esquiadores (10/3/1948).
- 2º Batallón del Regimiento de Infantería nº 269 (25/II/1948).

 

2º Batallón del Regimiento de Infantería núm. 269

12 de Noviembre al 4 de Diciembre de 1941

Orden Comunicada de 25 de febrero de 1948

Méritos El 2º Bon del Rgtº de Infantería núm. 269 durante el periodo de tiempo comprendido entre el 19 de octubre de 1941 y el 14 de febrero de 1942, estuvo siempre desplegado en primera línea y tomo parte en doce combates, la mayoría de ellos desarrollados con temperaturas inferiores a treinta grados bajo cero y en terreno cubierto por una capa de nieve donde maniobrar suponía tanto esfuerzo como combatir, distinguiéndose notablemente en todas las acciones en que interviene, demostrando sus componentes gran pericia, valor y acometividad con las que resuelve de forma brillante todas las difíciles misiones que le son encomendadas y su nombre va unido al de todos los hechos heroicos de la División Española de Voluntarios.

Inicia sus actuaciones con un audaz golpe de mano dado por una de sus Secciones, que atravesando el rio Wolchow establece una cabeza de puente y combate duramente con el enemigo que contraatacaba con efectivos muy superiores y le somete a un concentrado y pertinaz fuego de artillería, dando tiempo a que pase el rio el resto de su Batallón. Atacando con gran valor y no obstante disponer de escasos medios de combate y dificultades en los abastecimientos, desalojan al enemigo de sus posiciones y ocupan el pueblo de Smeisko, después de haber ensanchado la cabeza de puente. El enemigo contraataca violentamente siendo rechazado con toda energía causándoles numerosas bajas.

Persisten las dificultades en los abastecimientos y no obstante estas tropas continúan combatiendo y sin descanso; al día siguiente se apoderan de Russa, y al tercer día de haber atravesado el rio, ocupan Sitno. Veinticuatro horas después, el enemigo ataca con tres Batallones y amparados por la oscuridad consiguen algunas partidas infiltrarse en la retaguardia. Las tropas de este Batallón dando pruebas de gran serenidad y valor, con su Comandante al frente, contraatacan y en violento combate cuerpo a cuerpo las ponen en fuga después de haberles hecho 250 prisioneros e igual número de muertos. Después de tres días de constante preparación artillera, el enemigo ataca de nuevo Sitno el día 27 de octubre siendo rechazado por este Batallón que le hace gran número de bajas.

El día 12 de noviembre, el enemigo desencadena un fuerte ataque sobre la línea Tigoda-Nitikino-Dubreska, consiguiendo cercar y ocupar algunas casas del primero de los pueblos; fuerzas del Batallón acuden en su auxilio, contraatacan fuertemente, levantan el cerco, los desalojan de las casas ocupadas y los ponen en fuga después de causarles numerosos muertos y hacerles prisioneros.
La noche de ese mismo día, es trasladado al Sector de Oteski, donde el enemigo ataca fuertemente y tiene sitiado Possad. Dos Compañías de este Batallón reciben orden de reforzar este pueblo, objetivo que es conseguido al anochecer del día 13, después de forzar el cerco combatiendo duramente. Durante varios días el enemigo ataca con violencia repetidamente a Possad, después de intensas preparaciones de aviación y artillería, que culminan el 16 de noviembre en que la fuerza de este Batallón contraataca, vence y persigue al enemigo y se apodera de un coche blindado y 24 prisioneros.

El día 17 de noviembre nuestras fuerzas marchan a guarnecer Oteski, donde el día 4 de diciembre, después de una intensa preparación, el enemigo ataca violentamente las posiciones de Oteski defendidas por este Batallón, que contraataca, estableciéndose duro combate al arma blanca, rechazándole después de haberle hecho 100 muertos. El enemigo reacciona con una intensa y continuada preparación artillera e intensos bombardeos de aviación, destruyendo el Monasterio, al que siguen defendiendo fuerzas de este Batallón entre sus escombros. A continuación es trasladado a nuevas posiciones a la orilla oeste del rio Wolchow, ocupando la línea Urdanik-Lobkowo.

A partir del 24 de diciembre y durante varios días sufre continuados e intensos ataques enemigos de tres Regimientos que logran envolver las posiciones; las fuerzas de este Batallón se defienden heroicamente y con la llegada de socorros de otras fuerzas se restablece la situación, dejando el enemigo sobre el campo de batalla 1.080 cadáveres. Mas tarde es agregado a la División alemana num. 126 con la que despliega en vanguardia en el ataque contra Teremez, librando duros combates con el enemigo, dando constantes pruebas de heroísmo. Se le encomienda la misión de liberar a la guarnición alemana sitiada en Bal Sameschje, objetivo que consigue después de una penosa marcha por un bosque con la nieve hasta la cintura y sostener duros combates con el enemigo durante veinte horas, regresando de nuevo a Bal Sameschje, de donde había partido, después de haber rechazado duros contraataques. El enemigo ataca furiosamente, ocupando parte del pueblo; contraataca el Batallón y rechaza al enemigo que dejo 410 cadáveres. Por su comportamiento en estas operaciones recibe la felicitación por escrito del General Jefe de la 126 División.

Es tan arraigado el concepto del deber y la idea de sacrificio de que están estas tropas animadas, que llegado el caso, por dos veces repetido, sucumbe o son puestos fuera de combate todos los defensores delas posiciones, antes que consentir cederlas al enemigo. Combaten con más heroísmo, si es que cabe, cuando como fuerzas españolas lo hacen bajo el mando inmediato alemán y dando pruebas de gran compañerismo y camaradería se empeñan con más entusiasmo que nunca el día que se les señala como misión prestar auxilio a posiciones guarnecidas por fuerzas alemanas que consiguen liberar.

Jamás regatean sacrificios y cuando el honor profesional lo exige, soportan las perdidas de sus efectivos sin dar la menor prueba de debilidad. Así sucedió en los días de combate durante los cuales fueron reducidos aquellos de doscientos cincuenta hombres a treinta y dos. 

En el ciclo de operaciones relatadas, el 2º Batallón nunca cedió a los atacantes ni un palmo de terreno del frente cuya defensa se le encomendó y en sus constantes actuaciones busco siempre al enemigo y al enfrentarse con él, lo bate, vence y persigue por lo que esta Unidad solo cuenta victorias en su haber.

 

- Tomás García Rebull, militar  con dos Medallas Militares Individuales
(Vinaroz (Castellón) 21/II/1907- Madrid, 28/IV/1976)
 
Nació en Vinaroz, Castellón, el 21 de febrero de 1907. Descendiente de una familia de Militares, su padre, su abuelo y su tatarabuelo lo fueron. Ingresó en la Academia Militar de Infantería en 1922, siendo su primer destino con el grado de Alférez el Regimiento de Infantería de Almansa número 18, participando activamente en la Guerra de Marruecos. Fue herido en dos ocasiones cuando combatía en Regulares, la primera en julio de 1925 y la segunda el 1 de octubre de ese año, en el Desembarco de Alhucemas.
 
En 1926 pasó a la Mehala de Xauen, al mando del Teniente Coronel Sáenz de Buruaga, Unidad en la que terminó la Guerra de Marruecos con el grado de Teniente. Militante de Falange, desde que se alistó en Tánger en 1934. Tras ser destinado a Tarragona, se encargó de organizar las milicias falangistas de la provincia, participando en los contactos previos al 18 de julio.
 
El Alzamiento Nacional le sorprendió en Tarragona, donde fue encarcelado y juzgado en rebeldía, ya que logró escapar pasando a Zona Nacional por Granada. Se le confió el mando de la Tercera Bandera de Palencia y Quinta de Navarra de la Falange, ya con el grado de Comandante. En agosto de 1936, su Unidad participó en la Batalla de Gandesa, en el Frente del Ebro, obteniendo su primera Medalla Militar Individual, concedida por resolución de 9 de agosto de 1939, Boletín Oficial del Estado número 258, de 15/09/1939. Dicha condecoración está expuesta actualmente en el Museo del Ejército de Toledo.
 
La Quinta Bandera falangista de Navarra rompió las líneas en las que combatían las brigadas internacionales. Participó después en el Frente de Toledo, en Alcázar de San Juan, Campo de Criptana y Pedro Muñoz, donde le sorprendió el final de la Cruzada. Participó en el Desfile de la Victoria al frente de su Unidad.
 
Fue Voluntario Falangista para ir a Rusia en la División Azul. Combatió en el Frente del río Volchov y en la Gesta de Possad, ganado en Rusia su segunda Medalla Militar Individual. También fue condecorado con la Medalla de la Campaña de Rusia, con la Cruz de Hierro y con la Orden del Águila.
 
A su regreso estuvo destinado, ya con el grado de Teniente Coronel, en la Casa Militar de Su Excelencia El Jefe del Estado, Generalísimo Francisco Franco. En enero de 1954 tomó posesión del cargo de Delegado Nacional de Ex Combatientes, sustituyendo a José Antonio Girón de Velasco. En 1958 fue ascendido a Coronel y pasó a mandar la Primera Zona de la IPS, Milicia Universitaria y fue, durante varios años, Jefe del Campamento de Robledo, en La Granja, Segovia. En 1962 era General de Brigada de Infantería, ascendiendo a General de División en 1967, siendo designado Gobernador Militar de Barcelona, pasando después a ser Jefe de la División Acorazada Brunete número 1. Fue, asimismo, Jefe de Milicias de Falange de Tarragona y Delegado de Juventudes.
 
La provincia de Tarragona le eligió como Consejero Nacional del Movimiento y, también, fue Procurador en Cortes, perteneciendo a las Comisiones de Defensa, Trabajo e Información. El 11 de junio de 1970 fue nombrado Capitán General de la VI Región Militar, con Sede en Burgos, desempeñando el cargo cuando se celebró el Proceso de Burgos contra terroristas asesinos marxistas separatistas de ETA. Posteriormente fue Capitán General de la I Región Militar, con Sede en Madrid. Pasó a la situación B el 21 de febrero de 1973, y a la Reserva el 21 de febrero de 1977.
 
También estaba en posesión de las siguientes condecoraciones: Cruz de María Cristina, Gran Cruz de la Orden de Cisneros, Palma de Plata de la Falange, Gran Cruz del Mérito Civil y las Grandes Cruces de los tres Ejércitos, etc. Casado con Consuelo Salgado Calderón, tuvieron dos hijos. Falleció en Madrid, el 28 de abril de 1976 de un súbito ataque cardiaco.