Españoles Renegados

- Tras la retirada oficial de la Legión Azul, a finales de marzo de 1944, muchos españoles simpatizantes con el bando alemán trataron de enrolarseen el ejercito Alemán por primera vez o bien repetir experiencia por haber pertenecido a la División Azul.  

En enero de 1944 en la embajada alemana en Madrid se presentaron mas de 100 españoles voluntarios para enrolarse en el ejercito alemán. El Deutsche Arbeitsfront-DAF (Frente Alemán del Trabajo) de la oficina de Madrid, que anteriormente había contratado trabajadores abiertamente, fue el responsable de de  proporcionar los salvoconductos, fondos y las direcciones a los españoles que deseaban alistarse en la causa nazi. El Ministerio de Asuntos Exteriores español sospechó que elementos de la Falange estaban ayudando a los nazis en la contratación y en agosto de 1944 uno de los ayudantes del ministro de Relaciones Exteriores envió una carta al secretario general falangista José Luis Arrese, preguntando si el partido sabía algo acerca de un grupo de 400 jóvenes falangistas que supuestamente se preparan para salir de España a Francia para unirse a las fuerzas de ocupación alemanas allí. Se le conestó que no. Aun así las autoridades españolas obstaculizaron estas actividades a requerimiento de los embajadores aliados, cancelando el programa de trabajadores voluntarios ya a finales de 1943, con la promesa de reanudarlo si Alemania lo necesitaba.

Entre estos voluntarios se incluían soldados de fortuna, antibolcheviques convencidos y los que buscaban mejores oportunidades de empleo y condiciones de vida, tras la devastación de la Guerra Civil, el hambre y el desempleo asolaban España. Este fue el caso por ejmplo de José Valdeón Ruiz y dos compañeros que el 27 de enero de 1944, atravesaron ilegalmente la frontera con Francia para alistarse en la Wehrmacht.

Apartir de abril de 1944, los voluntarios españoles debian cruzar la frontera española con Francia de forma cladestina, so pena de que los guardias fronterizos españoles les disparasen al tener ordenes expresa para ello. No hay estadísticas de los que cayeron pues no se sabe si huian por ser republicanos o por su deseo de unirse a la la lucha alemana.

El gobierno alemán creo una unidad especial para la contratación de españoles, la Sonderstab "F" (Faupel), y creó con oficinas en Alemania, Andorra, Puigcerdá, Port Bou, Hendaya y el Estado Mayor se sitúa en la ciudad Lourdes, y encabezada por el Dr. Edwin Haxel que había pertenecido a la Plana Mayor de Enlace alemana en la Legión Azul.

Una vez reunidos los voluntarios en suelo francés les trasladaron al cuartel de La Reine en Versalles (Paris) y fueron recibidos por Luis García Valdajos, un veterano de la Legión Azul. También se sumaron otros voluntarios que procedían de la remesa de trabajadores españoles voluntarios en las fábricas alemanas.

En mayo de 1944 en este cuartel había alrededor de 400 hombres.

Desde allí fueron trasladados a Stablack-Sud Steinlager (Oriental en Prusia), a Truppenburgplatz (al sur de Koenigsberg) y a Hall Tirol (cerca de Innsbruck).

En Stablack-Sud Steinlager los españoles se dividieron en dos batallones y enviados a las afueras de Viena para recibir ocho semanas de entrenamiento, dirigidos por oficiales que habían sido enlaces entre la División Azul y el ejército alemán.

-Del 8 junio-20 julio, 150 españoles más se unieron al "Freiwilligen Einheit Solbad Hall" o "Batallón Fantasma", llamado así por sus soldados porque su existencia era un desafío para los acuerdos oficiales entre el gobierno alemán y español. Según el informe del agregado policial español en Roma, los voluntarios españoles insistieron a los alemanes que no querían oficiales españoles, paa evitar consecuencias con la promesa de Franco a los aliados de no prestar ayuda bélica al Eje, por lo que hubo oficiales durante su pertenencia a la División Azul que entraron en el "Batallón Fantasma" como simples soldados rasos. El comandante de la unidad era un ex oficial de artillería del ejército alemán, capitán de las SS Wolfgang Graefe, que había sido adscrito en su día a la División Azul.se crean 2 compañías en el verano de 1944. La al mando del teniente Panther y la 2ª al mando del alférez Leiffen. La 1ª compañía, a finales de agosto de 1944, es agregada al primer batallón de la 3ª Gebirgsjaeger Division del XVII C.E., perteneciente al grupo de Ejércitos de Ucrania Sur del capitán General Johannes Friessner. La 2ª Compañía (mandada ahora por el teniente Tirpitz) parte también a finales de agosto hacia Yugoslavia, para encuadrarse en la 302 División de Infantería.Allí entabla lucha de guerrillas con los titistas.

Una vez finalizado el entrenamiento, los soldados fueron en un principio a las unidades de la Wehrmacht como la 357a División de Montaña y la 3º Gebirgsjäger División para combatir a los partisanos en Yugoslavia en agosto de 1944, estableciendo su sede en Zalec.

Un pequeño contingente se adscribió al 24º Gebirgs Waffen División "Karstjäger", 5º compañia 2º Btl, 59º SS Regimiento. tropas de montaña formada por tiroleses (Austria), italianos y eslovacos,  y que en septiembre de 1944 fue enviada a la Oriental montañas de los Cárpatos, en la región de Bucovina para sustituir a la 3º Gebirgsjäger División. Cerca del final de la guerra en abril de 1945, con el colapso del Reich estaban destinados a la defensa del reducto Alpino que iba a ser cuartel general de Hitler en las montañas de Baviera. Este plan nunca se llevó a cabo y la unidad se dispersó y huyó a las montañas austriacas. Ramón Pérez Eizaguirre -Autor de "En el abismo rojo"- tras pasar por las filas de la División Azul tras licenciarse se quedó en Alemania para trabajar, y fue reclutado forzoso en 1944 en esta división.

Otros se unieron a la 8º Compañía, del 2 º Batallón, del 3º Regimiento, de la División Brandenburg, que en ese momento estaba en Italia. Participaron en las operaciones en Roma, Carsoli, Turni y en Bevagna Cita da Castello antes de ser enviado a Francia.

- Otros españoles fueron enrolados desde el principio en la 28º SS-Frw.Gr.Div Wallonien, formación flamenca que habian estado junto a la División Azul en el frente de Leningrado desde 1941 hasta 1943, tras una intensa actividad de reclutamineto por parte de Van Horembeke para formar la 3ª Compañía del primer y único batallón del 70º Grenadiere-Regiment (la 3/I/70). Estaba mandada por el untersturmführer valón Rudi Bal Compuesta por cuatro secciones y se creó una cuarta sección más en la 1ª Compañía del mismo batallón. Total alrededor de 300 hombres.

Durante este periodo un grupo de voluntarios italianos de esta formación recibió autorización para incorporarse a la brigada italiana de las Waffen-SS y junto con ellos marchó también unos 20 españoles, bajo las ordenes del Oberscharführer Camargo. En Italia se hizo famosa la unidad del teniente Ortiz. Estas unidades, al contrario que la División Azul, se ganaron una reputación de valor y lealtad mezclada con acusaciones de saqueo y violaciones.

En el primer trimestre de 1945, tras los combates de la división  en Krüssow  y en la batalla de Stargard en el Pomerania, en territorio alemán, sólo 60 españoles escaparon al cerco y se reagruparon en Scheune (sur de Stettin). Pocos días después recibiendo la orden de transferir estos supervivientes a una unidad que se había creado recientemente al mando del hauptsturmführer Miguel Ezquerra.

- Se creó la Spanische-Freiwillegen Kompnie der SS 101, que estaba formado por 4 pelotones de fusiles y un pelotón de personal dirigido por un oficial aleman, agrupando a un total de unos 140 hombres que fueron enviados al 1er Batallón, Regimiento 70º Panzergrenadier de la 28º División Panzergrenadier Freiwilligen "Wallonien" que en ese momento (febrero de 1945) estaba en Pomerania. Libró una desesperada acción de retaguardia cerca de Vatra-Dornei, Rumanía, defendiendo la montaña Cárpatos pasa contra el Ejército Rojo.

Durante la segunda mitad de agosto de 1944, los españoles lucharon en Rumania, hasta la rendición de esta nación el 27 de agosto. En aquel momento se replegaron junto con los restos de la HEER hacia el noroeste durante la cual lucharon contra las fuerzas soviéticas y las guerrillas comunistas rumanas.

A finales de octubre, los pocos supervivientes de la 101º llegaron a Austria junto a los restos de la 102º, fueron acuartelados en Stockerau juntos y Hollabrunn, al norte de Viena. El 102º había luchado partisanos yugoslavos de Tito en Eslovenia y Croacia durante el verano de 1944, donde sufrieron numerosas bajas.

Posteriormente la refundida Compañia Española 101º se integraron en la 11ª SS Panzergrenadier-División Freiwilligen "Nordland" luchando en las ruinas de Berlín, junto a la 15 ª División de Granaderos Waffen SS.

- Los españoles de la brigada germano-croata pasaron a depender de la 357º División en Eslovaquia, al este de Bratislava.

- Hubo otros muchos voluntarios se unieron a la Organización Todt, una fuerza laboral militarizado así como en el Volksdeutschen -Ejército Popular Alemán- cuando en pleno repliegue hacia España fueron obligados por las autoridades a hacer frente a los avances aliados sumandose a las fuerzas ridículas de las poblaciones civiles.

- Otro grupo de españoles, entre ellos el nacionalizado español Van Horembeke, se les ordenó ir a Berlín donde iban a formar un Gruppe Einsatz. Algunos otros, dispersos, fue a Berlín, uniéndose a lo heterogéneo "Unidad Ezquerra".

Aparte de Miguel Ezquerra, otros miembros de las SS españoles a destacar fueron Lorenzo Ocañas, herido de gravedad en Posad, en 1941, tras retornar a Españ en 1944 cruzó la frontera y se alistó en las Waffen SS. Combatió en Normandía, en las Ardenas y en la defensa de Berlín, hasta el 28 de abril 1945, donde fue hecho prisionero por las tropas soviéticas y durante diez años fue prisionero de los comunistas en los campos de concentración.

Trapaga José Fernández, que luchó en la Division Azul y más tarde cruzó la frontera para alistarse en las SS bajo las órdenes de José Ortiz, que comandaba una unidad anti-partisana en Yugoslavia, y murió luchando contra los comunistas del mariscal Tito.

- Ante la debacle del final del conflicto el gobierno español presionó al gobierno alemán para que regresasen "todos" los españoles trabajdores y voluntarios pero no hubo éxito. El embajador de Franco en Berlín informó el Ministerio español de Asuntos Exteriores, que era poco probable repatriar nacionales porque se trataban de voluntarios que en muchos casos no querían regresar a España.

- 6 españoles se unieron a la 1º Compañía de la 36º Waffen-Grenadier Division der SS "Dirlewanger"; Valencia Haras, Praga Rodriguez, Castellanos, Ovadio Inglesios, Lopez y Rodriguez Garcia.

- Max Heidenreich nacido en Barcelonafue reclutado junto con su hermano Hans a mediados de 1943 y enviado a una unidad de artillería estacionado en Verdun, Francia. Hablaba y leía con fluidez varios idiomas y fue transferido a otra unidad integrada en el "Kurfürst Lehrregiment" que se estaba en Brandenburgo, para reunirse de nuevo con su hermano Hans y otros miembros nacidos en España que hablaban español. Fueron entrenados en una variedad de disciplinas, incluyendo la demolición de una manipulación de armamento enemigo.

En julio de 1944, su unidad, Abwehr Trupp 263 fue enviada a Francia para luchar contra los partisanos operando en pequeños grupos que patrullaban las montañas de los Pirineos franceses, vestidos de civil y armados con armamento variado no alemán, fundamentalmente con armas británicas capturadas. De este modo cuando se encontraban con partisanos podian aproximarse lo suficiente sin levantar sospechas y pasar a la "accion" cuando aquellos bajaran la guardia.Su unidad fue destinada a Checoslovaquia donde fue capturado una semana antes del final de la guerra.

- Otro caso fue, los españoles hijos de matrimonios mixtos entre alemanes y españoles, como por ejemplo Federico Lux, nacido en Barcelona, ​​que sirvió en la 11 ª SS Nordland y murió en la ofensiva de Narwa en julio de 1944.

- Alrededor de 50 españoles reclutados por las SS en la que hubo también exrepublicanos, sirvieron en la en la Sicherheitsdienst (SD) -el servicio de seguridad de las SS- para luchar contra los españoles de la Resistencia francesa, formando el Einsatzgruppe Pyrenaren en enero de 1944. Su comandante era el leutnant Demetrio -ex miembro de la División Azul-. Desde septiembre de 1944 está incluída en la SS-Jagdverband Sudwest. Posteriormente Demetrio fue obersturmfuhrer y CO del "Kondor Kommando" en Avolsheim (Elsas). En enero de 1945 Cincuenta españoles se suman a esta unidad, que es usada contra la resistencia francesa y española y mas tarde hasta fueron trasladados a Jagdverbande de Otto Skorzeny  donde cerca de 500 hombres se enfrentaron contra el 7º ejercito de los EEUU en el Bosque Negro. Entre ellos estuvieron el sargento Mario Falcón García y el cabo Salvador Lobatos Primo, conquense que en el verano de 1941 se marcha con la DA. Se distinguió en el Grupo de Exploración en las orillas del Voljov y en los arrabales de Leningrado. En 1943 en vez de regresar a España con su correspondiente Batallón de Relevo se queda en Alemania. En 1944 conoce al SS-Unterscharführer Mario Falcón García y le dice que ha sido destinado a las SS- Jagdverband, Unidad de Caza, de Otto Skorzeny, y decide acompañar al sargento y alistarse en Friedenthal. Los dos españoles reciben uniformes SS y un duro entrenamiento físico y técnico (manejo de armas, dominio de readio, escalada con cuerdas, conducción de vehículos, saltos con paracaidas, fabricación y colocación de explosivos...)
El 29 de septiembre de 1944, Lobatos y Falcón emprenden viaje en tren hacia el Suroeste, llegan a Etwille a unos 20 kilómetros de Wiesbaden.
Después llegan al convento de Tiefenthal, que funciona como escuela de combate y PC del Bataillon SS- Jagdverband Suedwest.
El mando lo tiene el SS-Haptsturmführer Gerlach. Lobatos y Falcón son destinados al segundo grupo cuyo jefe es el SS-Untersturmführer Getica.
Hay más españoles como Sargento Falcón, los cabos o Rottenfuhrer Salvador Lobatos Primo, conquense; Juan Rodriguez Ortega de Jaen; José Antonio Camba, de Asturias; Carmelo León, de Logroño; Antonio Arranz Lerchundi, de Guipúzcoa, y los catalanes Jaimr Ros Camps y Jose de Pujol Solá, así como el guatemalteco Cristóbal Cheffar Andes y los hispano-germanos Alexis Speer Cid, Enrique Bayer Monasterio y Christian Zeppelin Fernández. Tras otro mes y medio de instrucción el grupo de Getica cruza el Rhin, pasan a Colmar y se infiltran en las líneas enemigas para realizar acciones de sabotaje por detrás del 7 Ejército USA y el 1 Ejército Francés.Realizan varias misiones con éxito y más tarde el mismo Capitán Gerlach, le impone la cruz de hierro de segunda clase.

-En total, durante los años de 1944 - 1945 la embajada española en Berlín estimó que hubo alrededor de 1.500 españoles que trabajaron para las fuerzas armadas de Alemania. Diplomáticos españoles en Alemania advirtieron a Madrid acerca de este reclutamiento en varias ocasiones durante el verano de 1944, pero a pesar de las protestas españolas, los funcionarios alemanes en Madrid alegaron desconocer el tema.