EE.UU.

-Tras la Guerra Civil Española un número considerable de españoles se exiliaron a Estados Unidos o allí terminó su periplo. Algo menos de 2.000 nacidos en España se alistaron en el ejército de los Estados Unidos fundamentalmente porque era una forma fácil de obtener un empleo remunerado, asistencia sanitaria y tras un servicio mínimo de 6 meses, optar a la ciudadania Estado Unidense, como fue el caso de Leoncio Peña -que perteneció a una escuadra en la que sólo quedaron dos supervivientes, recibió la Estrella de Bronce por méritos de guerra, la Medalla del Corazón Púrpura y la del Racimo de Hoja del Roble.

Los primeros soldados que desembarcaron en la Batalla de Guadalcanal en el escenario del Pacífico, fueron españoles, o en el "dia D" 6 de junio de 1944, el gallego Manuel Otero Martínez, murió en la playa de Omaha en el desembarco de los aliados en Normandia.     

Tambien hubo españoles que marcharon a las antiguas colonias españolas de Oceanía, en especial Filipinas, razon de mas para que hubiese presencia española o de origen español en el frente del Pacífico durante la segunda guerra mundial como soldados, misioneros, comerciantes, espías o inventores españoles que actuaron bajo la bandera americana con el objetivo de derrotar al ejército imperial japonés.

Andrés Soriano de Roxas, Presidente de Cervezas San Miguel y hombre más rico de Filipinas, fue un héroe en el Pacífico, además un amigo personal del general americano MacArthur.

Otro español a señalar fue el inventor, aviador e ingeniero Heraclio Alfaro Fournier (nieto del fabricante de naipes), que proporcionó grandes innovaciones y mejoras en los aviones americanos, y se le considera como el pionero en el campo de los motores voladores.

Otro personaje de interés  fue el jesuita Pedro Arrupe, que destinado en una misión de Nagatsuka (cerca de Hiroshima) en Japón, socorrió junto a otros misioneros, a los heridos que sufrieron la detonación de la bomba atómica el 6 de agosto de 1945, y ayudó a incinerar a los fallecidos.

Un hecho dramático por parte de los soldados japoneses contra los españoles sucedió en 1944, cuando los aliados cerca de alzarse con la victoria, el siguiente paso era la conquista de Filipinas, que cortaría a los japoneses el envío de petróleo de Malaca y Sumatra. En la ciudad de Manila antes de ser tomada por los aliados, los oficiales japoneses ordenaron sacar a cientos de civiles españoles y filipinos para ametrallarlos a sangre fría. A otros se les enterró vivos o se les asesinó sin más. Un informe cifró en 12.700 los civiles masacrados. A partir de la masacre de Manila, los japoneses serían enemigos de España hasta el punto que Franco se planteó la declaración de guerra a Japón, aunque finalmente no se produjo.

Circula por la red una historia sobre unos "codetalker" (radiotelegrafistas) de origen vasco historia que, sin embargo, en los archivos del ejército americano no ha habido informes que confirmen este episodio, por tanto es una historia ma s que dudosa.

 

 

-Por último, quien desee conocer la la reseña militar de los españoles alistados en el ejército americano durante la segunda guerra mundial, el Gobienro americano tiene una base de datos accesible gratuita en esta web: http://aad.archives.gov/

En busqueda de base de datos, en el campo "nativity" poner: "O3" ("O" de Orense) que corresponde a España y aparece un listado de poco menos de 2.000 nacidos en españa.

 

HISTORIA

 

- La política Estadounidense respecto al conflicto europeo en los primeros años fue de neutralidad, dilatado por intensos debates sobre esta situación. Por otro lado, el expansionismo japonés en asia tambien preocupaba al gobierno estadounidense. Estaban aún muy reciente las consecuencias económicas del crack del 28, hasta que el 7 de dicembre de 1941, la Armada Imperial Japonesa atacó la base mlitar del puerto de Pearl Harbor, en las islas del pacífico de Hawai.

El ataque destruyó a 13 buques de guerra y 188 aeronaves, y murieron 2.403 soldados y marineros americanos. La flota estadounidense en el Pacífico tardó en recuperarse entre un año.

Tras el ataque, el Presidente Franklin Delano Roosevelt declaró la guerra a Japón, y cuatro días después, Hitler declaró la guerra a los Estados Unidos. La opinión pública estadounidense se volcó fuertemente a favor de la guerra contra las Potencias del Eje.

El objetivo del ataque japonés era neutralizar la flota enemiga con el objeto de ocupar las colonias occidentales en el sudeste de Asia y romper el embargo económico al que Japón estaba sometida desde el año anterior.

En esa expansión, incluia las islas Filipinas que en aquel momento estabn bajo protección de los Estados Unidos pero que habia sido colonia española hasta 1898 y habia en el momento de la invasión españoles en la isla. La Guerra Hispano-Estadounidense que comenzó en Cuba, posteriormente se extendió al archipiélago filipino que en aquellos momentos habia declarado una guerra interna por la independencia filipina de España, y al vencer los sublevados al año siguiente se estableció la Primera República Filipina, mediante la firma por España del Tratado de París de 1898, por el que cedia el dominio de las islas a Estados Unidos por 20 millones de dólares.

El archipiélago terminó bajo el control total estadounidense administrado como un área insular hasta que en 1935 Filipinas obtuvo el estatus de «Estado libre asociado».