- Canje de prisioneros Aliados y del Eje.

La neutralidad de España durante la Gran Guerra motivó el que los países beligerantes de la segunda guerra mundial la eligiesen por consenso como el marco del escenario del único intercambio de prisioneros de guerra que se realizó durante la II Guerra Mundial.

1- El 27 de octubre de 1943 y bajo los auspicios de la Roja Española llegó al puerto de Barcelona el barco de transporte alemán Aquileia con 623 prisioneros británicos, 410 heridos y enfermos y 50 heridos de carácter grave. Se organizó el desembarco cuidadosamente y los primeros en poner pie en tierra fueron los australianos del Cuerpo Sanitario, que ayudarían al resto de sus compañeros de cautiverio en las siguientes fases. Tras ellos, les tocó el turno a escoceses y británicos, la mayoría de ellos procedentes de la campaña norteafricana dónde fueron capturados por las tropas alemanas.

Durante este proceso de desembarco arribó a puerto el barco de transporte francés, con pabellón británico, “Cuba” con 1.061 prisioneros casi todos procedentes del Afrika Korps. Las operaciones que se estaban desarrollando en los muelles eran supervisadas por el embajador inglés, sir Samuel Hoare y su esposa, y su homónimo alemán, Hans-Heinrich Dieckhoff, que también estaba acompañado por su esposa. Como testigos del canje quedó el general Moscardó, el delegado de la Cruz Roja Internacional, doctor Abenz, y diversas autoridades españolas que acudieron a tal fin.

Después del desembarco se procedió a pasar revista comprobando la identidad de los liberados tras lo cual fueron recibidos en sus respectivos barcos con gran júbilo. Himnos y cánticos llenaron el puerto demostrando así la alegría del momento. La organización española tuvo gran cuidado para que ambos grupos de prisioneros no llegaran nunca a verse, como medida de precaución, en su tránsito por los muelles. Todo había sido meticulosamente estudiado para evitar tensiones entre ambos contingentes.

2- En febrero de 1944 se produjo el segundo canje realizado en territorio español. Los alemanes entregaron en Irún un grupo de 36 heridos y mutilados ingleses y norteamericanos.

3- El 19 de mayo de 1944, la Cruz Roja Internacional organizó el canje de prisioneros en el puerto de Barcelona, los 833 prisioneros aliados venían a bordo del buque italiano "Gravisca". Los 1.021 prisioneros alemanes - entre ellos, el general de división Hans Cramer - llegaban en el barco "Gripsholm" de bandera sueca.

El canje de prisioneros comenzó a las dos de la tarde y se prolongó durante más de tres horas. Fue una operación lenta y penosa porque muchos prisioneros venían enfermos, malheridos, mutilados y con secuelas mentales. Algunos tenían que ser trasladados en camillas por el puente tendido entre los dos barcos. 

Entre los canjeados por los nazis venía el periodista norteamericano Larry Allen, antiguo corresponsal de Associated Press en la guerra de España. Se alistó con los ingleses para informar del frente africano, le dieron el Pulitzer, acudió a recogerlo, volvió al frente y poco después cayó prisionero.